Archivados de ‘Ainsa’

Casa Rural Bestregui, Ainsa

17 febrero, 2011 10:45
Escrito por usuario

El barrio Bestregui es un conjunto arquitectónico medieval, rodeado de naturaleza y tranquilidad. La casa ha sido rehabilitada recientemente, comenzando su alquiler en Agosto de 2008. Está hubicada en una zona tranquila para disfrutar de la naturaleza. Tiene amplias zonas exteriores con diferente orientación y excelentes panorámicas para poder disfrutar del bonito paisaje.

La superficie total habitable de 180 metros,y la superficie total de la parcela de 700 metros.

Tiene todas las comodidades y una agradable decoración artesana, conservando todo el encanto de la arquitectura tradicional.

La casa tiene una capacidad para 6 personas. Dispone de 3 dormitorios, 3 cuartos de baño, cocina completamente equipada, salón/comedor con todas las comodidades, jardín privado, patio compartido, barbacoa, permite mascotas, calefación central en el salón,  calefacción eléctrica en los dormitorios y zona de aparcamiento.

Actividades

Puede realizar multitud de actividades. Aquí les proponemos las siguientes:

- Descenso de cañones

- Barranquismo

- Recogida de setas

- Rutas en bicicleta

- Rutas a caballo

- Escalada

- Espeología

- Esquí

- Montañismo

- Ruta gastronómica

- Senderismo

- Piragüismo

- Rafting

- Pesca

- Parapente

- Rutas en todoterreno

Para mayor información y reservas aqui

Como llegar

- Desde Toulouse o Pau por la E-80 hasta el desvio hacia España, Zaragoza (consultar la viabilidad del puerto en invierno) hasta Ainsa.

- Desde Cataluña por Lerida-Barbastro-Ainsa (atención al ramal hacia la A-138 a 8 km. de la rotonda de Barbastro).

- Desde el Oeste pueden venir por Pamplona-Biescas-Boltaña (al menos dos horas y media desde Pamplona con carretera sinuosa y un puerto de montaña), o por Zaragoza-Huesca con autovia hasta Huesca.

- Desde el Sur y si su ruta pasa por Huesca, siga dirección Barbastro y aqui desvio hacia Ainsa (atención al ramal hacia la A-138, a 8 km. de la rotonda). Las carreteras que llegan a Boltaña desde el Oeste son muy montañosas y de costosa conducción y la carretera entre Sabiñanigo y Fiscal está aún en construcción (algunos navegadores recomiendan estas rutas).

- Desvio hacia Guaso, en la A-138 al Sur de Ainsa o en la N-260 al Este de Boltaña. Atención si viene por Boltaña : la carretera hacia Guaso tuerce a la izquierda nada más pasar el puente sobre el rio Ara, justo en la entrada del hotel Monasterio.

- En ambos casos, siga rodando unos 6 Km, pasando un cruce y la entrada al núcleo urbano de Guaso (no hay que entrar en el pueblo) y encontrará indicado con una señal de madera el Bº Bestregui. Es una gran casa-fortaleza que queda a la izquierda de la carretera, con una bóveda de entrada y acceso asfaltado.

- Coordenadas GPS: N 42º 24´ 59´´, W Oº O5´ 26´´

Lugares de interés

- Aínsa, declarada Monumento Histórico Artístico nos ofrece un magnífico conjunto medieval con construcciones de distintas épocas, destacando la Colegiata del s. XII con la torre y el castillo, desde donde contemplaremos todo el Pirineo Central con el Macizo de Monte Perdido. Podemos visitar la Torre del Homenaje construida en el s.XI

- Recorridos por el cañon de Añisclo y los valles de Vio, Ordesa y Pineta, excepcionales miradores sobre el rio Yaga en Escuain o Revilla, o las praderas de San Nicolas de Bujaruelo.

- En la Sierra de Guara puede visitar las cuevas con pinturas rupestres del Parque Cultural del Río Vero y la Villa y la Colegiata medieval de Alquezar.

-En el valle de Chistau, podemos visitar la fabrica artesanal de quesos en Saravillo, seguir el rio Cinqueta desde San Juan de Plan o atravesar por la pista de Chia hacia Benasque.

-Fiscal, Broto y Torla, en el valle del Ara

-Labuerda y San Vicente, con su iglesia de estilo románico lombardo.

-El monasterio de San Vitorián y la Peña Montañesa.

-Bielsa, el carnaval y el museo municipal.

-Iglesias de Abizanda (torre defensiva del s. XI), Olsón (gótico aragonés), Muro de Roda (recinto amurallado de estilo románico único en Europa), San Juan de Toledo (románico con interesantes pinturas).

-La cueva del oso cavernario, el dolmen y el museo de la brujeria en Tella.

-Lagos glaciares (ibones), como Ordiceto o la Balsa la Mora.

-Las bodegas del Somontano, en las proximidades de Barbastro.

-Numerosas badinas y pozas donde refrescarse en los rios pirenaicos, además de una piscina municipal en Ainsa con increibles vistas.

Aquí le proponemos que visite Huesca, Ainsa y Ordesa y Monte Perdido en los Pirineos.

Huesca

Orígenes iberos, romanos, musulmanes hasta su Reconquista por Pedro I en el año 1096.confieren a la ciudad de Huesca un preciado muestrario de manifestaciones artísticas de todas las épocas y estilos: Románico en San Pedro el Viejo, San Miguel, gótico en la Catedral, renacentista en su retablo y en el Ayuntamiento, barroco en Santo Domingo o San Lorenzo, edificios modernistas como el Casino, la Diputación Provincial, el Teatro Olimpia o el Palacio de Congresos. Museos como el Arqueológico Provincial, el Museo Diocesano y el Museo de Arte y Naturaleza (CDAN), obra reciente del arquitecto Rafael Moneo.

Por su parte la provincia de Huesca, también conocida como el Alto Aragón, responde a todas las actividades al aire libre que el viajero requiera Si lo que nos atrae es la montaña, aquí se puede encontrar la naturaleza con toda su fuerza y gozar de la libertad de sus espacios naturales y del esplendor de sus mágicos paisajes. El Alto Aragón invita a que se conozcan sus comarcas y gentes: La Hoya, Monegros, Somontano, La Litera, El Cinca, tan diferentes entre sí, y a la vez tan similares. Jacetania, Serrablo, Sobrarbe o Ribagorza …

La amabilidad de sus gentes, una gastronomía basada en productos de la tierra y no por ello menos sofisticada y colmada de sabores tradicionales convierten a la ciudad de Huesca y su provincia en un destino ineludible para el viajero que se jacte de ello.

Que visitar

Huesca es una ciudad que invita al paseo. En sus calles se adivinan paisajes de gran belleza como los que el viajero encontrará desde la Catedral situada en el alto de una colina. Continuando el camino nos tropezaremos con edificio civiles como: el Ayuntamiento, ejemplo de casa consistorial aragonesa del siglo XVI,; el Banco de España o el Casino de la ciudad de estilo modernista. De igual relevancia son sus Murallas árabes y el Torreón del Amparo así como la iglesia de San Pedro El Viejo una de las iglesias más antiguas de Huesca. A continuación detallamos algunos de los monumentos más importantes de la ciudad:

- La Catedral.

Está situada en pleno casco antiguo en lo alto de una colina. De estilo gótico, fue empezada por Jaime I a finales del siglo XIII y continuada hasta el siglo XVI.

Tiene tres hermosas naves con capillas laterales. Su portada presenta las figuras de los apóstoles talladas en altorrelieve de piedra.

El retablo del Altar Mayor, en alabastro de estilo renacentista, es obra de Damián Forment. Cuenta con un importante tesoro documental y de orfebrería construida sobre lo que quizás fue un templo romano y la antigua mezquita mayor musulmana.

Forma parte fundamental de la configuración de la plaza, que tiene gran amplitud.

- El Casino.

Es uno de los edificios más característicos del siglo XX en Huesca porque, además de su interés arquitectónico como muestra del estilo modernista, configura la primera plaza fuera del recinto amurallado y permite enlazar la ciudad con la estación del ferrocarril. Conserva perfectamente la decoración interior y la disposición original de las salas.

El Casino, con su arquitectura modernista, preside la plaza de Navarra, en la que se localiza la Fuente de las Musas y el edificio de Hacienda, siguiendo los cánones del Renacimiento aragonés. Porches de Galicia: bajo estos bellos soportales se encuentra el edificio de la Diputación Provincial de Huesca, en donde cabe destacar la enorme pintura de Antonio Saura, que con el título ‘Elegía’, ocupa toda la extensión del techo de la Sala Saura.

- Murallas Árabes y Torreón del Amparo.

La zona del trasmuro, junto al único torreón entero que queda de los noventa originales, es la parte mejor conservada de la muralla medieval. Estos importantes restos y los excavados frente al convento de San Miguel -islámicos- permiten darse una idea bastante fidedigna del aspecto que tuvo Huesca en estas épocas.

- Iglesia de San Pedro el Viejo.

Es una de las iglesias más antiguas de Huesca. En ella se conservan los sepulcros de los Reyes de Aragón Alfonso I “El Batallador” y su hermano Ramiro II, que tuvo allí su retiro como monje. Es una construcción románica primitiva en la que destacan por su belleza el claustro con sus capiteles historiados y la torre junto a la fachada. La Iglesia de San Pedro el Viejo está catalogada como monumento nacional desde 1885. Sencillo y bello ejemplo de arquitectura religiosa románica, con motivos decorativos propios de las iglesias del Camino de Santiago.

- Plaza de la Universidad.

Allí se encuentra el Museo Provincial, dispuesto en ocho salas de exposiciones, de patrimonio arqueológico y de fondos pictóricos. Las dependencias que perviven del palacio real son el Salón del Trono ‹modificado en el siglo XVII como paraninfo de la universidad‹, la Sala de la Campana ‹donde tuvieron lugar los hechos narrados por la leyenda‹, y la Sala de Doña Petronila.

Descenso por la Calle General Alsina, hasta el Mirador de la Casa Amparo, donde se abre una magnífica panorámica de la Hoya de Huesca y de las Sierras Exteriores. Desde aquí se puede realizar una visita al Convento de San Miguel. Cruzando la calle, se puede dar un paseo por los restos de la muralla árabe y medieval, construida en el siglo IX.

- Parque de San Miguel Servet.

En pleno centro de Huesca se encuentra el Parque Miguel Servet, pulmón de la ciudad y uno de los mayores privilegios con los que cuentan los habitantes de Huesca.

En Parque Miguel Servet está construido sobre los antiguos jardines de los Lastanosa, familia que durante el siglo XVII poseía un bonito palacio en dicho zona, rodeado de jardines y con un pequeño zoo.

El diseño de esta zona ajardinada data de las primeras décadas del siglo XX. Alberga gran cantidad de tipos diferentes de plantas van de especies comunes como los chopos, magnolios, plátanos,… hasta especies como el gingo originaria de Japón y China, si olvidarnos de las especies acuáticas que habitan en sus numerosos estanques, repartidos por todo el Parque, donde compaten hábitat con patos, cisnes, ocas,… y ranas.

Las Pajaritas, obra escultórica de Ramón Acín diseñada en 1928, consistente en dos enormes pajaritas metálicas sobre sendos cubos se han convertido en un símbolo de la ciudad.

La Sierra de Guara y  sus cañones y barrancos

Los Descensos de Barrancos en la Sierra de Guara son conocidos en todo el mundo y a está zona se le conoce con el nombre de ” La capital Europea del Barranquismo. Toboganes, saltos, cañones, rapeles, te acompañarán durante el descenso. Más de cien posibilidades distintas , desde iniciación para toda la familia, hasta barrancos de alto nivel técnico La Villa Medieval de Alquézar considerada Patrimonio Histórico Artístico esta rodeada de un entorno natural impresionante.

LOS MEJORES BARRANCOS EN GUARA

CAÑÓN DEL MASCÚN

Este es uno de los más afamados cañones. Tiene dos muy diferentes tramos. En su parte fácil, “MASCÚN INFERIOR”, encontraremos abiertos paisajes de arquitectura rocosa de singular belleza, con infinidad de torres, puntas y pétreas agujas apuntando al cielo. El Puntarrón y La Ciudadela, que surgen del calcáreo como impresionantes esculturas que con el paso de los milenios, han cincelado el agua y los demás agentes atmosféricos para ofrecernos esta excelente panorámica. Durante la época estival se encuentra prácticamente seco, lo que aprovecharemos para iniciarnos en las técnicas y uso del material de montaña.

Duración: 5 horas

MASCÚN SUPERIOR

Es de los cañones en que para su recorrido se necesita una mayor y variada preparación técnica. Es de los más impresionantes de la sierra por su sucesión de cascadas. La primera de ellas con altura de unos 30 m., de remansos y pasajes semisubterráneos, grandiosos en su amplitud, cuencos de erosión, caos de enormes bloques de piedra por donde el agua juega al escondite, desapareciendo y surgiendo de los sifones, surcando angostos pasadizos, y discurriendo a la sombra de altísimas paredes verticales. Por lo dicho será necesaria una buena técnica de rapel, buena forma física, saber nadar, el uso de equipo de neopreno integral y, como en todos los cañones, el concurso de expertos guías.

Duración: 8.30 horas

CAÑÓN de la PEONERA


Sin lugar a dudas éste es de los más divertidos sin dejar de ser espectacular. Con paredes de doscientos metros que encajonan este gigantesco, entretenido, apasionante, y excitante acuapark. No tiene grandes dificultades si sabemos evaluar el nivel óptimo del caudal de sus cristalinas aguas en las que tendremos que nadar, saltar, bucear y, acompañándolas, meternos en pasadizos y dejarnos arrastrar por estrechos y serpenteantes rápidos entre bloques cubiertos por una lisa capa de calcáreo. Para acceder a este profundo cañón bajaremos por caminos practicados por los antiguos carboneros y sólo conocidos hoy en día por los guías.

Duración:5 horas

CAÑONES del BALCES

Aquí atacaremos las cosas serias. Es uno de los cañones más impresionantes y salvajes que encontraremos. La vista es enmarcable. Se extiende hasta el horizonte donde surgen algunas de las más altas cumbres de los Pirineos y el campanario del desolado y abandonado pueblo de Bagüeste. Durante la marcha de aproximación no tendremos a nuestro alcance ningún punto de agua hasta que lleguemos al cañón, lo que dará connotaciones saharianas al recorrido. La recompensa será a la medida de su dificultad, pues un manantial y piscinas naturales nos esperan. A lo largo de unos 20 km. de cañón, que se extiende desde el pueblo de Las Bellostas, al norte, hasta Alberuela, al sur, podemos diferenciar claramente tres tramos que podemos descender en tres diferentes etapas

BALCES SUPERIOR

Largo, solitario, fácil, interesante, majestuoso, apacible, con bellísimas piscinas que, como remansos de paz, nos colmarán de emociones placenteras. Es una pobre forma de describir este cañón en el que, además de sus altísimos acantilados de más de 600 m. de altura, nos encontraremos con una riqueza botánica y zoológica extraordinaria. Por la singularidad de este cañón nos parecerá que estamos explorando un ecosistema fantástico e irreal en el que lo realmente importante es la naturaleza que nos rodea.

Duración:10 horas

OSCUROS DEL BALCES

Un mundo loco, loco, de cascadas, de caos, de agujas y perforaciones en la piedra; de arcos, de remansos de agua cristalina con coloraciones azules y verdes, de estrechos pasadizos (algunos de menos de un metro de ancho), desde donde veremos la luz a 100 m. de altura.

Duración:4.30 horas

ESTRECHOS DEL BALCES

Diferente a todos los demás, como su nombre indica, es estrecho prácticamente en toda su longitud, que es mucha. Durante 7 km. tendremos que nadar y andar por el agua, encajonados en la estrecha brecha que la acción del agua modela, produciendo en ciertos tramos un murmullo que al reverberar en las paredes nos ensordecerán. Cosa que no molesta a las pequeñas, inofensivas y tan curiosas culebras de escalera que con frecuencia veremos.

Duración: 6 horas

CAÑÓN del RÍO VERO

Este es el cañón más conocido y frecuentado de la sierra. Pero, cómo prescindir de la magnificencia de sus numerosas cuevas con el testimonio en forma de pinturas rupestres de nuestros antepasados prehistóricos. De sus dédalos suntuosos en sus juegos de luces y sombras pasando bajo viseras producidas por el desprendimiento de la base de la montaña que ha sido arrancada por las avenidas invernales. Finalizaremos el recorrido en las calles medievales y moriscas del cuidado Burgo de Alquezar (del árabe magrebí, Al Kasar, el castillo), donde podremos visitar su Colegiata.

Duración: 6 horas

CAÑÓN del BARRASIL y GORGAS NEGRAS

Estos cañones surcados por el río Alcanadre y situados en su parte superior nos muestran unas de las más sugestivas sucesiones de desfiladeros, corredores y surgencias de agua de toda la sierra. La parte inferior ( El Barracil ), particularmente fácil de recorrer comparado con su parte superior ( Gorgas negras ), que necesita una buena técnica de rapel y de protecciones isotérmicas para soportar la frialdad de sus aguas, donde no es raro encontrar truchas, barbos y plataformas rocosas donde poder solearnos.

Duración del Barracil: 5 h. macuto con unos 3 kg. Duración de Gorgas Negras más Barrasil: 11 h.

Gastronomía

Desde la cocina más tradicional basada en productos de la tierra hasta la alta cocina, la capital oscense ofrece al viajero una amplia ganma de establecimientos donde degustar de una comida sencilla pero no por ello carente de importancia gastronómica Aragón ha sido y es tierra de pastores y agricultores, con bastas extensiones de cereales y de árboles frutales, cuya influencia ha marcado fuertemente su gastronomía. Se trata de unos platos sencillos, hechos con productos de la tierra, pero no por ellos menos ricos.

Platos típicos de esta tierra son el pollo a lo chilindrón, el cordero a la pastora, las migas, las chiretas, el bacalao ajoarriero, el salmorrejo, las migas y el ternasco, a la brasa o asado con patatas a lo pobre. A estos platos atemporales se unen las verduras de temporada como las borrajas y el cardo, productos de la tierra las setas y la trufa, producida en las comarcas de la Ribagorza y el Sobrarbe, la caza y la trucha. Excelentes son los elaborados del cerdo, embutidos, tortetas y morcillas.

Dentro de la oferta hostelera oscense nos encontrarnos con resturantes y profesionales de reconocido prestigio a nivel nacional. Encontramos un abanico de precios al alcance de todos los bolsillos, desde menús para los más sibaritas, hasta propuestas de lo más económicas.

También habría, que destacar sus vinos de la comarca de Somontano. Se trata de ricos caldos blancos, rosados y tintos, que poseen su Denominación de Origen.

Fiestas y tradiciones

Un amplio calendario festivo y de festivales, durante todo el año, subrayan la importancia de estas manifestaciones populares de especial arraigo en la ciudad y la provincia oscense. Por un lado destacar las fiestas mayores de San Lorenzo en el mes de agosto, así como la amplia caterva de festivales como son: Pirineos Sur. Festival Internacional de las culturas, el Festival Folclórico de los Pirineos, el Festival Internacional en el Camino de Santiago, el Festival Internacional de Música “Castillo de Ainsa” o el Festival de cine deportivo de la Ciudad de Jaca. Las más importantes son:

- San Lorenzo. Entre el 9 y el 15 de agosto, la capital oscense celebra sus fiestas mayores en honor a su patrón San Lorenzo, uno de los 7 diáconos del Papa San Sixto que fue martirizado el 10 de agosto del año 258 en una parrilla. Especial interés tiene la procesión de San Lorenzo en la que Los Danzantes (un grupo de hombres).

- Pirineos Sur. Festival Internacional de las culturas: El festival Pirineos Sur se viene celebrando con carácter anual, desde 1992.En la segunda quincena del mes de julio en el Valle de Tena, en los Pirineos de Huesca.

Su escenario principal está ubicado sobre las aguas del embalse de Lanuza, mientras que se establece un escenario en la Villa de Sallent de Gállego, y es un festival especializado en las denominadas músicas del mundo o populares.

Debido a su trayectoria y al excelente nivel de sus programaciones, con más de 35 actuaciones anuales, este festival se ha convertido en punto de referencia de las músicas del mundo y en una de las ofertas más interesantes del turismo cultural del país.

- Festival Folclórico de los Pirineos. Desde hace más de 25 años se dan cita en Jaca un conjunto de numerosos grupos folklóricos procedentes de los cinco continentes, que desarrollan sus actuaciones en el Palacio de Congresos y en las Recoletas calles y plazas de la ciudad de Jaca.

Este festival se desarrolla durante la primera semana del mes de Agosto y de forma bianual en la ciudad francesa de Olorón, los años pares, y en la de Jaca los impares.

– Festival Internacional en el Camino de Santiago. Se trata de un festival especializado en la música antigua, de la edad media al barroco. El festival se viene celebrando anualmente, desde 1992, durante el mes de agosto en distintas poblaciones por las que discurre el Camino de Santiago a su paso por Aragón. Concretamente los conciertos tienen lugar en Jaca, San Juan de la Peña, Santa Cruz de la Serós y Sos del Rey Católico.

- Festival Internacional de Música “Castillo de Ainsa”. En 1992 se puso en marcha este festival que tiene su eje temático en la música con raíces, popular, folk y étnica, desarrollándose sus actuaciones en el marco del restaurado, monumental y bello castillo de la Villa de Aínsa, capital de la Comarca Pirenaica de Sobrarbe, en la primera quincena de Agosto.

- Festival de cine deportivo. En la Ciudad de Jaca se celebra anualmente a principios del mes de Diciembre un festival especializado en el cine deportivo, siendo su carácter internacional.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

De uno a otro paisaje.

La cumbre de Los Treserols -el Monte Perdido- coronando toda la unidad geográfica del macizo, sus recursos naturales y la historia de su ocupación humana; se ha constituido así en su entorno, apoyado en su original diversidad, un auténtico país. Dicha unidad, consolidada a través de las edades, limitada por el espacio geológico, agrega a lo indicado, la calidad de sus atractivos estéticos singulares y recursos naturales, los que -ya tan sólo por sus propios valores-, merecen una inscripción en la lista del Patrimonio Mundial de UNESCO.

En la contemplación de nuestro paisaje cotidiano, la costumbre (producto de la pereza), corroe en muchos de nosotros la sensibilidad compañera de la sorpresa, privándonos así de la emoción, del placer propiamente dicho, aportado por los encantos o la grandeza de nuestro entorno. En la montaña, nuestras miradas padecen menos de ese cansancio, a causa de las variaciones estacionales y el sucesivo desencadenamiento de sus efectos, dibujando y pintando una serie cambiante a ritmo siquiera de las estaciones.

No es de extrañar así el singular apego de la población de montaña a su país; apego que se apoya en el sucesivo cambio aportado por el transcurso de los días. Alrededor de su Monte Perdido, el autóctono montano, ora visitando a sus primos, ora a sus vecinos, descubre una densa variedad de paisajes, cuyo contraste subraya e intensifica la magnificencia de cada uno. Sin duda, en Gavarnie, Ordesa, Estaubé, Añisclo, Troumouse y Pineta, la naturaleza es suntuosa en dicha diversidad.

En Gavarnie, un orden majestuoso acoge un paisaje monumental que rompe súbitamente todo el horizonte, pero sin oscurecerlo: así enorme variedad y fantasía de la naturaleza -hielos, cornisas nevadas, cascadas luminosas felizmente lo atenúan.

Ordesa, donde las oscuras libreas de los pinares, animan los tonos ocre de la larga perspectiva de desfiladeros audaces, sirven de marco a las riberas del Arazas, el fogoso torrente circulando por su fondo, donde el aire y el sol del sur eligen ya otras formas, otros colores y otros árboles. En Estaubé, más allá de sus amplias y ricas praderas, aparecen notas de agudas crestas, rematando finalmente en la corona nevada del señor de esos parajes, nunca mejor denominado Monte Perdido.

El estrecho cañón de Añisclo, tan secreto, tan dionisiaco, donde la vegetación se embriaga con locura de vértigos y nieblas evadidas del torrente.

Troumouse, más amplio todavía que Gavarnie, abrazando en circo casi perfecto, con sus miembros pétreos, un inmenso haz de pastos.

Pineta, que a ritmo de sus verticales baluartes, desarrolla la calculada amplitud de su prestigiosa avenida abierta a levante. Sus bosques, sus bellos pastos colgantes -cual jardines babilónicos-, en cuanto se enciende la aurora, recogen las primeras luces de la mañana que fluyen reflejadas en la cúpula lejana del Monte Perdido.

Sin olvidar el árido y punzante esplendor del lapiaz de las altas mesetas, donde al lado de minúsculos oasis de verde hierba sobre loess, transcurren las calientes horas de un cielo aragonés y la insólita profundidad del lago de Marboré, que mantiene sus “icebergs” flotantes y refleja al mismo tiempo, la imagen de los últimos jirones de la ladera norte del Monte Perdido, rodeado de un mundo de gleras y canchales.

Patrimonio Mundial

Desde que los naturalistas se interesan por la geología del macizo del Monte Perdido, desde Ramond de Carbonnieres en el siglo XVIII hasta los geólogos contemporáneos, todos reconocen que los parajes de tan amplio conjunto ofrecen una maravillosa y exhaustiva lectura de la historia de nuestro planeta, de la orogénesis de los Pirineos, de la acción durante los períodos glaciares y de la erosión de los últimos tiempos. La evocación de los circos, de las planicies, las estratificaciones de Gavarnie, los extraños e impresionantes pliegues y las fallas de Ordesa hicieron exclamar al eminente geógrafo Schrader: _componen un inmenso poema geológico_. Lo que nos permite despertar toda suerte de curiosidad.

Tal conjunto paisajístico, de sedimentos distintos, de contrastes climáticos, ha permitido la acogida de abundante flora, desde las plantas más mediterráneas hasta las heredadas de los períodos glaciares, que hoy se mantienen gracias al rigor climático efecto de la altitud. Entre dicha gama coloreada de flores, algunas ya, a través del tiempo, convertidas en endémicas de los Pirineos por su delicada rareza, legitimizan la rigurosa protección de que se benefician.

Entre más de cien endémicas pirenaicas, cabe destacar la elegante gracia de la corona de rey, la discreta pero elegante androsacea cilíndrica, que esconde su fragilidad en la altitud calcárea y la delicada y compleja silueta de la azucena de los Pirineos junto a ellas otras que, si bien no son pirenáicas en exclusiva, tal la oreja de oso, su nombre científico: Ramondia pyrenaica, constituye un homenaje al ilustre naturalista y escritor que exploró nuestras montañas en el siglo XVIII.

También resulta conveniente -pese a lo forzosamente sumario de nuestro recuerdo en tan modesta exposición, como el presente-, recordar el aspecto “temerario” de los pinos de San Nicolás de Bujaruelo, capaces de fijarse y prosperar en lo más alto de las crestas, resistiendo las rudas condiciones que les ofrece la intemperi.

La perdiz blanca, el buitre leonado, el misterioso quebrantahuesos, el sarrio o rebeco de los Pirineos, las introducidas y prósperas marmotas, todos los típicos habitantes de la altitud, son actualmente numerosos en el macizo del Monte Perdido, gracias a la vigilante custodia de los Parques Nacionales y otros organismos de protección.

La cabra montesa del Pirineo o “bucardo” es una estirpe que todavía subsiste, si bien en escaso número, refugiada en el cañón de Ordesa. El fue víctima de salvaje persecución. En la actualidad se considera un animal muy raro amenazado de extinción. Se beneficia no obstante de todas las atenciones que el Parque Nacional de Ordesa pueda prestarle. Esperamos que los esfuerzos considerables emprendidos se vean coronados por el éxito y que, transcurridas un par de décadas, la estirpe pirenaica de cabra montés hispana haya resurgido de su precaria situación.

Pueblos del Parque

- Albizanda

- Ainsa

- Bielsa

- Fanlo-Valle de Vió

- Labuerda

- Rivera de Fiscal

- Valle de Broto

- Bal de Chistau

¿Cómo llegar al Parque?

La mejor ruta es seguir los siguientes puntos:

desde Huesca se va a Sabiñanigo, desde Sabiñanigo a Biescas y desde alli por la C-138 a Torla.

Desde este pueblo nace una pista que penetra en el valle hasta un aparcamiento, donde se deja el coche, el acceso está limitado.

También se puede llegar por la carretera que va de Aínsa a Francia.

A unos 10 kilómetros de Aínsa se llega a Escalona, desde donde parte un ramal al cañón de Añisclo, un poco más arriba, desde Puértolas, otro que se dirige a las gargantas de Escuaín.

A unos 33 kilómetros de Aínsa, en Bielsa, se encuentra la entrada para el valle de Pineta.

También es posible acceder en transporte público desde Sabiñanigo o Aínsa, en la línea de autobuses La Oscense.

Para mayor información de rutas e itinerarios visitar la página web www.ordesapirineos.com

Categorías

  • 1 PROVINCIAS
  • 2 LOCALIDADES
  • Capdepera
    • Audiolis Formacion
    • Abasthosur
    • Revista digital Antequera
    • Publicidad y Comunicación
    • Regalos de merchandising
    • Bar Restaurante A la Fuerza
    • Jardines El Cortijuelo
    • fanintech ingenieria
    • Fotos de Antequera
    • Herboristeria Online
    • Guardería Minene Antequera