Archivados de ‘Llanes’

Casa Rural Venta de los Probes, Llanes

21 febrero, 2011 17:50
Escrito por usuario

Venta de los Probes esta construida dentro de una casería centenaria conservando su arquitectura. El entorno que la rodea es un lugar tranquilo y abierto al paisaje. Hay montañas, bosques y un río,que llevan al viajante a un total descanso. En el pueblo se conservan construcciones típicas de Asturias, tales como un molino de piedra, un hórreo, una bolera de la cual hoy día sigue en pleno funcionamiento o una tienda-bar en laque se venden productos alimenticios de la zona y la artesanía. Está muy bien comunicada, ideal para visitar naturaleza, ciudades, monumentos, etc…

La casa tiene capacidad para 6 personas. Dispone de 3 dormitorios, 3 cuartos de baño, cocina completamente equipada, salón/comedor, jardín privado, patio privado, barbacoa, parking, chimenea, calefacción central y una  zona de lectura con selección de libros.

Para mayor información y reservas aqui

Actividades

Los propietarios le proponen las siguientes actividades durante su estancia en la casa si no le apetece salir fuera:

- Agroturismo

- Ppesca

- Rutas

- Bolera de cuatreada

Como llegar

La Casa de aldea está situada en el Valle de Ardisana, al occidente de Concejo de Llanes. Ubicado entre los pueblos de Puente Nuevo y Los Callejos, a 15 Km. de la capital llanisca y a 5 Km. del Concejo de Cabrales, en la ruta hacia Covadonga y Picos de Europa.

Tanto si se viene de Oviedo como de Santander por la N-634 tomamos el desvío a Posada de Llanes. Una vez allí cruzamos el pueblo de Posada en dirección a Cabrales. A 5 Km. llegamos a Puente Nuevo y giramos hacia la derecha en el cruce donde nos encontramos el pueblo.

Lugares de interés

- Ruta senderista por el Valle de Ardisana

- Playas (a 5 km)

- Llanes (a 14 km)

- Covadonga y lagos (a 30 km)

- Basílica de Covadonga y Cueva

- Cangas de Onís (a 30 km)

- Ribadesella (a 30 km)

- Picos de Europa

- Cueva de Cardín

Desde esta web le recomendamos que a parte de todos los lugares mencionados también visite Gijón.

Gijón

Gijón está situado a la orilla del Cantábrico, entre el cabo de Torres y la punta del Cervigón, y entre la península de Santa Catalina y la bahía de Gijón o de San Lorenzo. El primer asentamiento humano en Gijón data del siglo V a. C., en la Campa Torres donde los cilúmigos fundaron el poblado denominado Niega. Tras la conquista romana surgió Gigia, en el cerro de santa Catalina, en el siglo I a. C. Protegida por la muralla, la puebla medieval fue creciendo hacia el puerto y en el siglo XVIII se convierte en la principal capital marítima de Asturias. A partir de entonces el desarrollo industrial (experimentado sobre todo en la siderurgia y la minería) hizo que se constituyera como la ciudad más grande de Asturias.

Mar, naturaleza y ciudad, convertidas en un todo. Imposible entender Gijón sin alguna de estas señas de identidad. La ciudad de Gaspar Melchor de Jovellanos, el ilustrado que dio luz a las oscuridades del siglo XVIII, es hoy un lugar perfecto para vivir y para visitar. Es Gijón ciudad de museos, con diez referencias donde zambullirse en la historia y en el arte. Es además ciudad de cafés, pues cuenta con decenas de pequeños refugios en los que compartir momentos. Y es también Gijón ciudad-espectáculo de calendario lleno: Semana Negra, Feria de Muestras, Festival de Cine… conciertos en el teatro Jovellanos, hípico en Las Mestas… Vida en la calle.

Que ver…

Se dice que Gijón le debe el mar a Dios y el resto a Jovellanos. Y es que Jovellanos fue una figura decisiva en el desarrollo económico, cultural y urbanístico de la ciudad donde nació, donde vivió y a la que tanto contribuyó a expandir urbanística y económicamente. Gijón creció en los siglos XVIII y XIX, precisamente sobre las propuestas planteadas por el ilustrado.

Comienza nuestro itinerario en el lugar de nacimiento de la más importante de las personalidades gijonesas: la Casa Natal de Jovellanos en Cimadevilla. Palacio del siglo XV convertido, desde 1971, en un museo pleno de recuerdos de quien allí nació el día 5 de enero de 1744: Baltasar Melchor Gaspar María de Jovellanos.

En la plaza de Jovellanos prestamos atención al establecimiento hotelero a nuestra derecha. Esta Casa fue la primera sede del Instituto de Náutica y Mineralogía fundado por Jovellanos para promover \”el cultivo y comercio del carbón creando hábiles mineros y diestros pilotos\”. Precisamente los dos recursos naturales más importantes con que contaba Asturias: el mar y los yacimientos de carbón.

Tras pasar por la Plaza Mayor, con la Casa Consistorial obra de Andrés Coello de mediados del siglo XIX, continuamos nuestro recorrido por el Paseo del Muro, siempre concurrido, contemplando el símbolo gijonés que supone la hermosa playa de San Lorenzo. No perdemos la cara al mar y divisamos la Escalera Monumental de Acceso a la Playa, es decir, La Escalerona. Así es llamada por gijoneses y visitantes la escalera construida en 1933 por Avelino Díaz y Fernández Omaña con el fin de solventar los problemas que planteaba, ya entonces, el masivo acceso al arenal. Los baños se habían puesto de moda ya desde finales del siglo XIX y eran varios los balnearios que existían en esta zona de la playa; sólo en esta zona ya que el resto del arenal, conformado con dunas y marismas, se comenzó lentamente a desecar a partir de 1860, pero el Muro de contención que hoy vemos no se terminó hasta el año 1907. Concretamente en agosto de 1914 que es cuando se inaugura el Puente del Piles. Atravesando los Jardines del Náutico, tomamos la calle que lleva el nombre de Jovellanos. A nuestra izquierda se abre la Plaza del Instituto y en un lateral vemos el Instituto de Jovellanos.

La plaza del Instituto es conocida por los gijoneses como El Parchís, pues hace sesenta años, cuando fue diseñada, tenía forma cuadrada con las jardineras de las esquinas y con otro conjunto floral en el centro que le daban la apariencia del clásico juego de mesa. En la actualidad sigue conservando esa denominación extraoficial. Rodean a esta plaza una serie de edificios de notable interés, siendo llamativo el de color verde que hace esquina con la calle de La Merced.

Llegamos al Paseo de Begoña. Es un promontorio natural, una gran roca que antes era llamado Alto de Begoña, que en el siglo XVIII es convertido en alameda. Con el paso de los años fue condicionándose hasta convertirse en un lugar de ocio, recreo infantil y esparcimiento ciudadano. A nuestra izquierda observamos el Teatro Jovellanos heredero de un antiguo Teatro Dindurra y en la actualidad desarrollando una amplia y variada oferta cultural bajo gestión municipal. Al fondo la esbelta Iglesia de San Lorenzo, construida en estilo neogótico en 1896 por el arquitecto Luis Bellido.

Delante de ella una pérgola de azulejo y madera, construida en los años 30 y llamada popularmente Los Patos.

Desde los Jardines de la Reina la perspectiva del Puerto gijonés es magnífica. Al antiguo Muelle (hoy Puerto Deportivo distinguido con la Bandera Azul por la calidad de sus instalaciones) llegaba el carbón de las cuencas mineras asturianas, vía carretera y luego en ferrocarril. La actividad minera hizo crecer al puerto local, hasta el punto de quedarse pequeño, siendo necesaria la creación de otro puerto exterior, a principios del siglo XX.

- Torre del Reloj

La Torre fue levantada en 1989 sobre el solar de una torre del siglo XVI y su último piso es un mirador sobre la ciudad. Su interior alberga una exposición permanente sobre la historia de Gijóm, documentada a partir de objetos, planos, fotografías, dibujos y grabados antiguos. La exposición se desarrolla en seis plantas y representa un recorrido a través de la historia de la ciudad, desde sus orígenes en época prerromana hasta el siglo XX. El conjunto constituye una pequeña muestras de lo que puede verse en algunos de los museos de Gijón

- Termas Romanas

Las Termas Romanas, construidas entre los siglos I y IV d. de C. eran los baños públicos de la ciudad. Junto al yacimiento se muestran objetos y restos arqueológicos que nos permiten conocer las técnicas constructivas, la vida cotidiana, la flora y la fauna de aquella época. Del conjunto destacan los hypocaustos (sistema de calefacción) y las pinturas murales que decoraban las estancias.

-El tren de los museos

FEVE te propone un viaje en un tren histórico muy especial a través de la Asturias más auténtica y menos explotada por los circuitos turísticos. Te llevamos a descubrir la Asturias del desarrollo industrial que, en la segunda mitad del siglo XIX, cambió la fisonomía de sus paisajes y la forma de vida de gran parte de sus habitantes. Las labores agrícolas y ganaderas dejaron paso a las incursiones en las minas, y los tendidos férreos atravesaron valles, cruzaron ríos y horadaron montañas para transportar el carbón desde las cuencas mineras hasta los puertos del Cantábrico.

Los museos del Ferrocarril, en Gijón, y de la Minería, en San Vicente, unen los mundos de los que surgió aquella nueva sociedad asturiana de la que hoy somos deudores. En este viaje se rinde especial homenaje a quienes, con su trabajo y su iniciativa, hicieron posible el nacimiento de una nueva región.

El tren histórico que nos lleva desde Gijón a San Vicente (El Entrego) constituye un elemento evocador que nos hará disfrutar más aún del viaje, añorando tiempos pasados.

Monumentos

En el barrio de Cimadevilla se concentran un buen número de los monumentos locales como el Palacio de Revillagigedo, la Colegiata de San Juan Bautista y las capillas de La Soledad y Los Remedios.

Al lado está última se encuentra la Casa Natal de Jovellanos, un palacio típicamente asturiano del siglo XV y actual Museo de Gijón.

En la parta más alta de Cimadevilla y cara al mar Cantábrico podemos ver la monumental obra escultórica Elogio del Horizonte, levantada allí por el artista Eduardo Chillida en el año 1990.

En el ensanche gijonés nos salen al encuentro edificios tan notables como el Instituto Jovellanos, hoy centro de múltiples actividades culturales, pero también numerosos ejemplos de arquitectura modernista de comienzos del siglo XX y del racionalismo que en Gijón dejó obras muy notables.

En las afueras de la población es obligado visitar pequeñas iglesias románicas como las de San Andrés de Ceares y San Juan de Fano, palacios como el de San Andrés de Cornellana (convertido en Albergue Juvenil) o en Somió el asombroso Palacio de los Bauer, de estilo modernista.

Jardines y Parques

- Jardín Botánico Atlántico

Ubicado en el área urbana de Gijón, en un enclave natural privilegiado, es el primero del noroeste de la Península Ibérica y el único de estas características existente en nuestro entorno como espacio especializado en la flora y la vegetación de los territorios atlánticos, a una y otra ribera del océano. Un espacio de 16 hectáreas diseñado para albergar más de 30.000 plantas y hasta 2.000 especies diferentes, con un singular contenido de museografía que hacen de este Jardín un espectacular museo de exposición y divulgación, donde la naturaleza es arte.

Gastronomía

Es de sobra conocido que en Gijón se disfruta con los cinco sentidos.

Y si acaso hay alguna actividad que permita desarrollarlos con mayor intensidad, esa es la gastronomía.

Quien se sienta a la mesa en nuestra ciudad ha de olvidarse del reloj y rendirse a los placeres que ante si se le presentan.

Cocineros y cocineras guardan en su haber los sabores de los fogones tradicionales asturianos, sin renunciar a la innovación y a la creación de platos que, en muchas ocasiones, siguen teniendo como base los ingredientes tradicionales, destacando entre ellos los productos de la mar que bañan las costas.

Productos que también se incorporan a la cocina internacional presente en Gijón.

Si se está en Gijón no te puedes perder la oportunidad de disfrutar del buen hacer de los restauradores gijoneses.

Fiestas y Tradiciones

- Antroxu: Gijón se disfraza. El Antroxu (Carnaval, fiesta de interés turístico regional, empieza oficialmente la noche del ya tradicional Jueves de Comadres. En ese mismo momento, se dará a conocer el nombre de la Sardina, que cada año sale del Cantábrico para bañarse con la gente de Gijón.

A partir de ese momento serán cinco días de fiesta y diversión hasta que el martes se proceda a la lectura del testamento de la sardina y a su entierro en el Puerto Deportivo, entre los llantos de plañideras y la tamborrada de las charangas.

- Feten (Feria europea de teatro para niños y niñas): Única cita del panorama nacional dedicado al Teatro para Niños. FETEN 2007 Tendrá lugar del 25 de febrero al 2 de marzo

Semana de la Mar: San Xuan y San Pedro: Semana de actividades que recuerda la estrecha vinculación de la ciudad a la mar. Después vendrán San Xuan, noche mágica de la cultura astur, y un sinfín de actividades hasta el día de San Pedro, patrón de la ciudad y fecha en que se procede a la bendición de las aguas, dando el pistoletazo de salida a la temporada de baños. Del 23 al 29 de Junio.

- Arte en la calle: Música, teatro y artes plásticas al aire libre para el disfrute de todo el mundo..Junio/julio/agosto.

- Semana Negra: Gijón se transforma en centro cultural multidisciplinar, donde la música, el arte, la magia y la literatura encuentran un lugar para la reflexión y cooperación. Es un gran festival al aire libre, con conciertos gratuitos, atracciones feriales, animaciones y un gran ambiente festivo permanente. En el mes de Julio.

- Día de Asturias: Primer domingo de Agosto.

El Cerro de Santa Catalina reúne este año la mayoría de los actos de celebración del Día d’Asturies en Xixón: bailes, gaitas, pasacalles, deportes autóctonos,…

- Semana Grande: Son días en los que se respira ambiente festivo por cualquier parte de la ciudad. Conciertos abiertos al público en distintas plazas con una programación de primer nivel. En la madrugada que anuncia la víspera de la festividad de Begoña, toneladas de pólvora pintan el cielo gijonés en un espectáculo impresionante que atrae la atención de cientos de miles de personas. Del 6 al 15 de agosto

- Fiesta de la sidra natural: Días de fiesta en torno a la bebida más popular de Asturias: degustaciones de sidra natural gratuitas, record guinness de escanciado simultáneo de sidra, concurso de escanciadores, muestras de música tradicional y Mercadillo de la Sidra y Manzana.

- Salón Internacional del Cómic: En Octubre Desde hace varias décadas Gijón acoge este Salón Internacional del Cómic que tiene como sede el Centro de Cultura Antiguo Instituto.

- Festival Internacional de Cine de Gijón: La cita más importante de Gijón con el cine arriesgado, joven y de calidad. A finales de noviembre.

Cangas de Onís

La ocupación romana

La romanización fue bastante intensa a pesar de que Astures y Cántabros se unieron para luchar contra Roma. Los romanos aseguraron su dominio construyendo una calzada que unía “Lucus Asturum” con Cantabria. Restos de esta se han encontrado en Cangas de Onis, Corao, Llenín y Piedrahita; así como numerosas estelas funerarias pertenecientes a las tribus de vadinienses y orgenomescos. El cristianismo llegó en los últimos años de la romanización.

El dominio visigodo no debió de tener demasiada trascendencia a pesar de algunos hallazgos como la mina de Milagro-Onís y Covadonga.

La Reconquista

El Reino de Asturias se origina después de la rebelión de los Astures y Cántabros, representados por el Rey Pelayo que vence a los musulmanes en la batalla de Covadonga (año 722) e iniciando la Reconquista. Su primera capital será Cangas de Onís.

A Pelayo le sucederá su hijo Favila, el cual funda el monasterio de Covadonga y en el año 737 manda construir la capilla de Santa Cruz. La leyenda cuenta que Favila fue muerto por un oso en el lugar de Llueves.

El sucesor de Favila, Alfonso I, amplía las fronteras del reino repoblando con cristianos que se establecen en Margolles y Triongo.

Posteriormente viene Fruela, quien será asesinado tras 11 años de reinado en el Palacio de Cangas de Onís. Aurelio y Silo sucedieron a Fruela y este último trasladó a Pravia la capital del reino.

En 946 se cita “Kangas” como circunscripción civil y en 1115 se incluye al representante de Cangas entre los firmantes del Concilio de Oviedo.

A instancia del rey Felipe III comienza la transformación de Covadonga, pero tras un incendio en 1777 las pérdidas son catastróficas (joyas, imágenes, templo). Este hecho preocupa a Carlos III y este construye un nuevo templo, mejora las comunicaciones y fomenta la industria y artesanía, incidiendo de forma muy positiva en la vida del Concejo.

Guerra de la Independencia

En tiempos de la Guerra de la Independencia Cangas de Onís se convirtió en capital de uno de los gobiernos militares, presidido por Francisco Cortés Posada, que se forman en la provincia . Los franceses invaden varias veces el concejo; Corao, la iglesia de Abamia y la casa rectoral de la parroquia sirvieron de cuartel y centro de acción del general Bonet. Durante las Guerras Carlistas el coronel Arroyo ocupa estas tierras.

Segunda mitad del siglo XIX y siglo XX

En la segunda mitad del siglo XIX se mejoran las comunicaciones, se crea la Audiencia, es visitada por Isabel II y Alfonso XII, se crea la explotación minera de Buferrera y se construyen un tranvía de Arriondas a Cangas de Onís y la carretera de Covadonga a Los Lagos. Sin embargo tambien se produce el fenómeno de la emigración a América y cientos de cangueses van a Cuba. En esta época Cangas de Onís adquiere una gran importancia como centro judicial, comercial, militar e intelectual.

En el siglo XX el concejo centra sus objetivos en los fines turísticos, avalados tanto por sus valores culturales como paisajísticos. Es la época de creación de hoteles y refugios de montaña. Tambien se crea el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, hoy Parque Nacional de los Picos de Europa. En 1908 se le concedió a la capital del concejo el título de ciudad.

Gastronomía

La cocina canguesa, siempre estuvo definida por los productos tradicionales que se obtienen en el nucleo productivo por excelencia, “la casería”. De ella salen los productos de la tierra como les fabes, maíz, patatas y las exquisitas carnes de terneros, corderos y cerdos.

Exquisitas truchas, salmones, reos y anguilas salen de sus ríos.

En las majadas en las que pastan los ganados, los pastores elaboran sabrosos quesos, en especial el “Gamoneu” (Gamonedo), que junto a otros de los Picos de Europa como Los Beyos y Cabrales, engrandecen la oferta quesera de la región.

Entre los platos que combinan los productos de la zona:la fabada, pote asturiano, arbejos (guisantes) con jamón, chuletas de carne roxa, cordero y cabrito. Entre los embutidos destaca el chorizo de jabalí y el chorizo preparado a la sidra.

Los salmones y truchas del Sella tienen un reconocimiento más allá de nuestras fronteras.

Tras una buena comida, un buen postre como el arroz con leche, el helado Peña Santa o los excelentes pasteles artesanos.

Los restaurantes del Concejo deleitarán su paladar con una preparación esmerada de los productos de esta tierra.

Ferias y Fiestas

- Concurso de Lanar y Cabrio el 12 Marzo

- Feria de Primavera el 23 Abril

- Fiesta Patronal de San Antonio el 13 Junio

- Feria de Otoño /Concurso Quesos el 12 Octubre

Ribadesella

EPOCA PRE-ROMANA

Aunque el territorio de Ribadesella ya estaba habitado en el Paleolítico, las primeras referencias escritas son del siglo I antes de Cristo y pertenecen al griego Estrabón, que mencionó la ría de “Noega” que separaba los astures de los Cántabros. Ptolomeo mencionó también a “Noega Ucesia” y al río “Saelia”, y Pomponio Mela citó igualmente al río “Salia”. Los riosellanos de la época pre-romana llevaban el nombre de “Salaenos”, tenían como capital a Octaviolca -junto al Sella- y extendían sus dominios hasta Colunga, Arriondas y Llanes.

EPOCA ROMANA

La romanización no fue aquí excesiva, aunque sí han aparecido restos romanos como las lápidas funerarias del El Forniellu. Tras la victoria de las legiones sobre las indómitas tribus astures y Cántabras, Roma decidió dividir ambos pueblos por el río Sella, incluyendo a los Astures en la provincia de Lusitania y a los Cántabros en la Tarraconense.

La fundación formal de la villa y su alfoz se sitúa en el siglo XIII, probablemente bajo el reinado de Alfonso X el Sabio. Se unificaron entonces los territorios de Leces y Meluerda, uno a cada lado del río, y se formó la unidad municipal que ha perdurado hasta hoy. La nueva población, dotada de una carta de derechos civiles y de un gobierno tutelado por la corona, pasaba a formar parte de un sistema de villas diseñado por la monarquía castellana para fortalecerse frente al poder emergente de la nobleza feudal.

EDAD MEDIA

Durante la Edad Media se vivió un considerable esplendor gracias a los astilleros, que se nutrían de la madera que se hacía bajar por el Sella, y al comercio marítimo, especialmente de la sal, indispensable para la salazón de pescados. La carencia de comunicaciones terrestres hacían que un puerto como éste tuviera un papel clave en el abastecimiento de todo el territorio. Aún así, la actividad más rentable era la captura con red de salmones en el Sella, controlada por el Gremio de Mareantes, y la caza de las ballenas que venían a invernar en estas aguas. En la playa existió hasta el siglo XIX la Casa de las Ballenas, testimonio de aquella industria de derivados del cetáceo como la carne en salazón o el aceite de candil.

En el plano político, Ribadesella vivió una Edad Media muy agitada, pues sus riquezas naturales y su situación estratégica eran disputadas por casa nobiliarias como la de Quiñones, la de Álvarez de las Asturias, la de Ruiz de Junco o la misma de Trastámara, cuando Enrique II pugnaba por ser rey. Los siglos XIV y XV fueron escenario de luchas constantes, hasta que los Quiñones se adueñaron de la villa en tiempos de Juan II. En 1488 los Reyes Católicos desalojaron a esta familia, enviándola a las Babias leonesas, e incorporaron de nuevo a Ribadesella a la corona, junto con Llanes, Cangas de Narcea y Tineo, las cuatro villas conocidas desde entonces como las Cuatro Sacadas.

SIGLO XVI

En 1517 visitó la villa el emperador Carlos I, que desembarcó en Tazones en su primer viaje a España, siendo agasajado con festejos durante dos días. Durante este siglo XVI se fortificó y artilló el recinto de la ermita de Guía para defender el puerto de los corsarios y de las escuadras enemigas de Felipe II. No se registraron saqueos de la villa ni combates de importancia entre los asaltantes y la milicia local, que estaba dirigida por miembros de las familias Prieto y Junco, de gran tradición militar.

SIGLO XVIII

Durante el siglo XVIII Ribadesella intentó consolidarse como primer puerto asturiano y puerto de enlace con Castilla, presentando a la Junta General del principado un proyecto de carretera hacia la meseta a través de Ponga. Pero, quizá por influencia de Jovellanos, las inversiones se fueron hacia el puerto de Gijón y hacia la carretera de Pajares, dejando a Ribadesella un tanto estancada en su progreso. No obstante, en 1781 Carlos III ordenó adjudicar 100.000 reales para el comienzo de las obras de mejora del puerto y ensanche de la villa riosellana que no se verían acabadas hasta casi un siglo después.

La invasión francesa paralizó los trabajos. La villa fue utilizada como cuartel de retaguardia y puesto de avituallamiento para las tropas del general Ballesteros, que resistía junto al río Deva. En 1810 el general galo Bonet rompió las líneas y llegó a Ribadesella, que volvió a sufrir los rigores de la ocupación.

En 1865, finalizado el ensanche, se construyó un puente de madera sobre el Sella, que fue sustituido por otro de hierro en 1892. Este resultó destruido en 1937 por avatares de la guerra civil y en 1940 se inauguró el actual puente de hormigón. En los años sesenta y setenta se acabó de urbanizar el arenal de la playa de Santa Marina, quedando la villa configurada tal como hoy la conocemos.

Que ver…

- Cueva de Tito Bustillo

-Los Monumentos Naturales de Asturias

- La villa de Ribadesella

- Turismo rural en Asturias

- Los paneles de Mingote

- La Cuevona de Cuevas del Agua

- El tesoro del Ordovícico

- Los murales de la iglesia de Ribadesella

- Campo de Golf La Rasa de Berbes

Gastronomía

- Sidra, la bebida de Asturias

- La fabada asturiana

- El salmón de Asturias

- Cocina de autor

- Festivales gastronómicos en Asturias

- Toda la gastronomía de Ribadesella

- Ternera asturiana

Fiestas y Tradiciones

- El Descenso Internacional del Sella

- Carrera de caballos en Santa Marina

- Noche de San Juan en Ribadesella

- Festival de Jazz en Ribadesella

- Todo el calendario festivo de Ribadesella

- Clásica Cicloturista Lagos de Covadonga

Llanes

27 enero, 2011 8:47
Escrito por admin

Categorías

  • 1 PROVINCIAS
  • 2 LOCALIDADES
  • Capdepera
    • Audiolis Formacion
    • Abasthosur
    • Revista digital Antequera
    • Publicidad y Comunicación
    • Regalos de merchandising
    • Bar Restaurante A la Fuerza
    • Jardines El Cortijuelo
    • fanintech ingenieria
    • Fotos de Antequera
    • Herboristeria Online
    • Guardería Minene Antequera