Archivados de ‘Las Regueras’

Finca Ranapega, Las Regueras

1 febrero, 2011 9:26
Escrito por admin

La Finca se encuentra situada a 9 km de Oviedo, capital del Principado,  en una parcela de unas 10 hectareas,en pleno Camino de Santiago.Dentro de la finca se ubica una construcción típica de la zona Asturiana compuesta de casona, cuadra, casina y panera. Parte de la construccción data de finales del XVI y parte del XVIII. La panera (procedente del Palacio del Valduno) es una joya del patrimonio etnográfico del concejo y se le concedió, a finales de la década de los 70. Tiene el premio a la panera más antigua y mejor conservada de Asturias. La finca alberga un bosque de 2 hectareas. Limita con la antigua carretera de Galicia (Camino de Santiago), lo que hace que la zona esté constantemente transitada por peregrinos.

La casa tiene una capacidad para 22 personas. Dispone de 6 dormitorios, 6 cuartos de baño, cocina completamente equipada, salón/comedor, jardín privado, terraza privada, wiffi-internet, acceso para minusválidos, cochera, barbacoa, chimenea, calefacción central y jacuzzi.

Para mayor información y reservas aqui

Como llegar

Desde Oviedo: Dirección Grao-la Espina, desviarse en Trubia y coger dirección Avilés , llegando a Escamplero.

latitud: 43°23’38.35″N longitud: -5°56’50.72″W.

-Desde Oviedo por Autovía:  Incorpórate a A-66 por el ramal en dirección Gijón/La Coruña/Santander 3,1 km. Toma la salida 26 hacia A-64 1,9 km

. Cuando llegues a la bifurcación, mantente a la derecha, sigue las indicaciones para A-64/Langreo/Santander e incorpórate a A-64 13,9 km. Toma la salida 18 a 850 m . En la rotonda, toma la primera salida e incorpórate a N-634 en dirección E-70/Lieres 1,0 km. Gira a la izquierda.800 m.

El lugar privilegiado de la casa, hace que el viajero pueda visitar naturaleza, ciudad, etc…..

Le proponemos que visite Oviedo, Covadonga y los Picos de Europa

Oviedo

Oviedo es la capital del Principado de Asturias y cuenta con un atractivo casco histórico medieval y un patrimonio prerrománico único en la región. La Carretera del Naranco cuenta con varias edificaciones declaradas Patrimonio de la Humanidad. La Catedral, San Miguel de Lillo (siglo IX), Santa María del Naranco (siglo IX), San Julián de los Prados o Santullano, Iglesia de San Isidoro, Universidad (siglo XVI), las plazas en el casco antiguo: Plaza Mayor, plaza de Alfonso II (o de la catedral), Corrada del Obispo, plaza de Feijoo, Porlier, del Paraguas, del Fontán; son entre otros algunas muestras de una amplio inventario patrimonial.

Además hay que añadir el litoral de la Costa Verde, sorprendentes paisajes naturales donde practicar todo tipo de deportes y una cultura gastronómica merecedora de especial atención. Excelente cocina abanderada por el plato típico asturiano: la fabada, la carne gobernada y la merluza a la sidra forman parte del menú tradicional y todo ello regado por la famosa sidra asturiana, reina indiscutible de una buena mesa.

Oviedo es hoy una ciudad con una notable proyección internacional a través de los Premios Príncipe de Asturias, entregados anualmente en el Teatro Campoamor, y del Campus Internacional, al que acuden personalidades de la más alta relevancia mundial.

Que visitar….

Múltiples edificaciones declaradas Patrimonio de la Humanidad, plazas, palacios e iglesias adornan una ciudad donde pasear es un auténtico placer. Dejarse sorprender por la ciudad a cada paso, observar los engalanados balcones o deambular por la animada calle Cimadevilla se convierte en un auténtico deleite para los sentidos. Lo más destacado es:

- Catedral

Es el centro del casco antiguo de Oviedo. Su plaza está delimitada por un conjunto de nobles edificios entre los que destaca la capilla de la Balesquida, que tiene su origen en el siglo XIII. A su izquierda, la Casa de los Llanes, edificio barroco del siglo XVIII, a su lado se levanta el Palacio de la Rúa o del Marqués de Santa Cruz, del S. XV, que es la edificación civil más antigua de la ciudad, gracias a que sobrevivió al incendio que en 1522 asoló Oviedo.

- Plaza del Polier

Donde se levantaba el castillo o fortaleza construida por Alfonso III el Magno para la defensa de la ciudad en el lugar donde actualmente se encuentra el edificio de Telefónica. En este espacio encontramos el Palacio de Camposagrado, del siglo XVIII, en primer lugar, que es uno de los palacios más bonitos de Asturias. Hasta hace poco fue sede de la Audiencia Provincial y, trasladada ésta a edificios más modernos, ha servido para la expansión del Tribunal Superior de Justicia.

- Plaza de la Constitución

De forma cuadrangular, la forman el propio edificio del Ayuntamiento y la iglesia de San Isidoro el Real, que es la antigua iglesia del colegio de la jesuitas que se extendía a su izquierda en el lugar ocupado hoy por la plaza del mercado y que hubieron de abandonar en 1767 tras su expulsión de España por la Pragmática Sanción de Carlos III.

- Plaza del Fontán

Con edificios, recientemente rehabilitados, que forman una plaza porticada y que constituye una de las zonas más entrañables de la ciudad.

- Corrada del Obispo

Una amplia plaza conformada por admirables edificaciones como el Palacio Arzobispal, de fisonomía barroca, que ocupa el espacio de los antiguos palacios reales del siglo IX.

- Monasterio de San Vicente

En este lugar es donde físicamente se sitúa el origen de Oviedo, pues fue aquí donde los monjes Máximo y Fromestano fundaron en el año 761 un templo en honor a San Vicente. Posteriormente, el rey Fruela I inició la construcción del primer núcleo habitado. De la primitiva construcción no queda nada y hoy es un edificio de estilo renacentista y barroco que acoge el Museo Arqueológico de Asturias

-Cámara Santa

Atribuida su construcción a Alfonso II (791-842), consta de dos plantas; la inferior dedicada a Santa Leocadia con funciones de panteón episcopal; y la superior dedicada a San Miguel que respondería a una capilla episcopal en cuyo santuario se custodiarían las reliquias de San Salvador. En el siglo XI y con el auge de las peregrinaciones el culto a las reliquias y a San Salvador convertiría a la Cámara Santa en uno de los Santuarios más importantes de la Cristiandad. En el siglo XII se reformaría la Capilla de San Miguel; a sus muros se adosarían seis columnas dobles representando al Apostolado. Conjunto apostólico que se convertiría en una de las obras maestras del Románico español.

- Monasterio de San Pelayo

Que ocupan monjas de clausura de esta orden religiosa, llamadas cariñosamente “Las Pelayas”, que mantienen la tradición del canto gregoriano y son especialistas en el oficio de la encuadernación.

La edificación, portentosa, se ha visto ampliada con sucesivas reformas desde el siglo X, como la construcción del claustro románico en el siglo XII, la torre gótica del siglo XVII o, ya en 1704, la fachada principal del monasterio.

Parques y Jardines

Los ovetenses cuentan con un extenso y bien cuidado espacio verde urbano. A destacar el Campo de San Francisco, principal pulmón verde de la ciudad y lugar habitual de paseo. Los principales son:

- El Campillin

Un Parque de tipo inglés, con una enorme extensión de flores y césped. Su origen se remonta a la posguerra, cuando se construyó sobre un solar que dejó libre un bombardeo.

- Campo de San Francisco

El gran parque público y el principal pulmón verde de la capital de Asturias es el Campo de San Francisco, situado en pleno centro de Oviedo. Su trazado es de principios del siglo XIX: Oviedo, entonces en plena expansión, transformó los terrenos que constituían el antiguo huerto-jardín del Convento de San Francisco en su parque urbano. Su extensión es de unos 90.000 m2, con un trazado de amplios paseos entre los que se intercalan caminos sinuosos. La vegetación se caracteriza por altos árboles, entre los que destacan castaños, plátanos, robles y negrillos. El parque cuenta con diversos monumentos. Sobresalen el dedicado al escritor Clarín; las ruinas de la portada románica de la antigua iglesia de San Isidoro y el canapé neoclásico de la Silla del Rey, del siglo XVIII, entre otros.

Otros parques y lugares de ocio verde de interés son: Parque de Enrique Quirós, parque de Invierno, senda peatonal y carril bici , parque de Invierno, fuso de la Reina , parque de Palais , parque de Colloto., parque de la Corredoria, parque del Oeste, parque Purificación Tomás parque Arturo Fernández en Priañes , área recreativa de la cima del Naranco y la pista Filandesa.

Covadonga

La historia primitiva nada nos ha dejado escrito acerca de los comienzos del culto a la Virgen María en la Cueva de Covadonga, y las noticias que de aquella época tenemos, es necesario buscarlas en la tradición.Refiere ésta que la Cueva de Covadonga servía de retiro a un ermitaño que la tenía dedicado al culto de la Virgen, cuya imagen allí se veneraba.

En cierta ocasión Pelayo, refugiado con otros cristianos en aquellas montañas, entró en la Cueva persiguiendo a un malhechor. El ermitaño rogó a Pelayo que lo perdonara, puesto que se había acogido a la protección de la Virgen, y que llegaría también el día en que él tendría necesidad de buscar en la Cueva el amparo y ayuda de Nuestra Señora.

Algunos historiadores dicen- que lo más verosímil es que Pelayo y los cristianos, en la huída por aquellas montañas, llevarían consigo alguna imagen de la Virgen, que colocaron en la Cueva para implorar su protección, o mejor que la pondrían allí después de la victoria obtenida, a fin de dar culto a María Santísima en memoria’ y gratitud por el triunfo obtenido por su mediación y, más tarde, Pelayo, deseando tributar a María un homenaje perenne, edificó en la misma Cueva un altar a la Virgen María.

Las Crónicas árabes, cuando hablan de Covadonga afirman que en esta Cueva las mermadas fuerzas de Pelayo encontraron refugio, alimentándose de la miel que las abejas habían producido en las colmenas construidas en las hendiduras de las rocas.

Ante ella se libró lo que se vino a llamar la “Batalla de Covadonga” y que vendría a ser una de “las primeras piedras de la Europa cristiana”. Las viejas crónicas ponen en boca de Pelayo esta afirmación: “Nuestra esperanza está en Cristo y de este pequeño monte saldrá la salvación de España”. El rey Alfonso I y su esposa Dª Hermesinda, construyeron una iglesia y en ella fueron erigidos tres altares, dedicados uno a la Santísima Virgen, en el misterio de su Natividad; otro a San Juan Bautista y el tercero a San Andrés. Además, con el fin de que se tributara un culto continuo a la Madre de Dios, fundaron dichos monarcas un monasterio.

La escritura de fundación que se atribuye a Alfonso I dice que hace entrega de la iglesia a los monjes Benedictinos; trae la lista de donaciones de objetos para el culto y privilegios y firman el Rey y la Reina, tres Obispos, dos Abades y algunos caballeros y manda trasladar desde el Monsacro una imagen de Nuestra Señora. A este templo construido en la hendidura de la peña se le llamó “del milagro” dado que al ser construido con madera y ésta volar tanto sobre el abismo era un auténtico milagro que se mantuviese en pie.

Erección de la Iglesia y Monasterio

El rey Alfonso I y su esposa Doña Hermesinda, construyeron una iglesia y en ella fueron erigidos tres altares, dedicados uno a la Santísima Virgen, en el misterio de su Natividad, otro a San Juan Bautista y el tercero a San Andrés. Además, con el fin de que se tributara un culto continuo a la Madre de Dios, fundaron dichos monarcas un monasterio. La escritura de fundación que se atribuye a Alfonso I expone cómo hace entrega de la iglesia a los monjes benedictinos, y trae la lista de donaciones de objetos para el culto y privilegios. La firman el Rey y la Reina, tres obispos, dos abades y algunos caballeros.

Covadonga en los s. XVI y XVII

Después de un silencio de dos siglos, en que apenas documento alguno hace mención de Covadonga, aparece el Rey Felipe II enviando a su cronista, Ambrosio de Morales, a que visite el Santuario y le diese cuenta de su estado. Llegó Morales a Covadonga en el año 1.572 y, en su interesante obra “Viaje Santo” describe cómo se hallaba en aquella fecha la Santa Cueva y la Capilla construida en su interior.

Las partes más antiguas de este edificio corresponden a dos sepulcros de abades de estilo románico y que se encuentran en el claustro bajo flanqueando la entrada del actual “Cementerio de los Canónigos”. En este claustro bajo, en la pared de una de sus crujías, se encuentra el sepulcro de D. Pedro José Pidal y Món, primer marqués de Pidal, concedido por el Cabildo de Covadonga en la segunda mitad del siglo XIX. Felipe IV sería el gran impulsar de Covadonga al facilitar el paso del Cabildo regular a secular aumentando la dotación y elevando el número de los capitulares. Para ello se construyeron once casas como lugar de vivienda para seis canónigos y cinco beneficiados y un albergue de peregrinos.

El reinado de Carlos II trajo para Covadonga la construcción de una escalera de subida a la Santa Cueva y que viniese a sustituir la antigua de madera. Es la llamada escalera del perdón. El reinado de Felipe V fue también beneficioso para Covadonga. Agregó a la Colegiata las rentas de la antigua abadía de Muñón.

Incendio en la Iglesia de la Santa Cueva

En 1.676, siendo obispo D. Alfonso Antonio de San Martín, era de la manera siguiente: En el interior de la iglesia de la Santa Cueva, según el inventario del año “El templo de Santa María tiene altar y retablo de cuatro columnas, entorchados a los lados en que está la imagen de A Nuestra Señora en su caja sobre un trono de bulto de madera, estofado de plata con su media luna del mismo género y pintura con lámparas de plata siempre ardiendo, estrechado coro de trece sillas y en la cajonería ricas alhajas y primorosos ornamentos.

Entre las alhajas se cuentan cuatro lámparas de plata, una de ellas regalo de Carlos II; dos Cálices donados por Felipe II; un viril guarnecido de rubíes, diamantes y esmeraldas, por Felipe IV; un magnífico terno de tisú de oro, de la casa de los Duques de Gandía, que había servido en el oratorio de San Francisco de Borja”. Tal era el estado de la Santa Cueva cuando un incendio producido, dicen por un rayo, la redujo a cenizas, pereciendo entre las llamas la imagen de la Virgen y todas las riquezas que eran muchas, en materia de joyas y ornamentos sagrados. Comisionado por el Cabildo de Covadonga el Abad.

Nicolás de Campomanes, informó a la Corte de la situación en la que se encontraba el Santuario, al enterarse el Rey Carlos III, movido por el Conde de Campomanes, ordenó se levantara un nuevo templo monumental, para ello mandó a su arquitecto de cámara Ventura Rodríguez a que “pasase por Covadonga y levantase la planta de un edificio correspondiente a la celebridad del Santuario”.

Se hizo el presupuesto del proyecto que ascendía a la cantidad de catorce millones de reales. Ordenó el Rey una cuestación en toda España con el fin de recaudar esa cantidad. El proyecto del templo que se iba a construir, era grandioso y de arquitectura greco-romana. Las obras del mismo se inician en el mes de mayo del año 1.781 siendo encargada la construcción del mismo al arquitecto Manuel Reguera; si embargo debido a la oposición del Cabildo “por ocultar la hermosura silvestre de la Cueva” y al elevado coste del mismo, hizo que tal proyecto no pasase de los cimientos que son los que actualmente se encuentran al pie de la Cueva canalizando el río Deva.

Entretanto a la Virgen se le daba culto, después del incendio del año 1.777, en una capilla situada a un lado de la Santa Cueva, colocándose en ella una imagen donada por el Cabildo de Oviedo. Tuvo lugar esa donación el 17 de julio de 1.778. Los oficios religiosos se celebraban en la Iglesia de San Fernando.

Construcción del Templo Monumental

Para emplazar el templo monumental que se proyectaba, se eligió el cerro situado entre el Monte Auseva y el Monte Ginés. El primer proyecto se debe a Roberto Frasinelli, también llamado el “Alemán de Corao”. Comenzaron las obras el 30 de julio de 1.877, poniendo el primer barreno el rey Alfonso XII, iniciando el desmonte de veintisiete mil metros cúbicos de piedra que fue necesario extraer para llegar el nivel conveniente.

El 11 de noviembre del mismo año el Obispo Sanz y Forés bendijo y colocó la primera piedra del templo que no logró ver terminado por haber sido trasladado a Valladolid. El 14 de octubre de 1.882 se suspendieron las obras por falta de medios económicos. Después de una breve residencia del Obispo Sebastián Herrero Espinosa, fue nombrado Obispo de Oviedo Fray Ramón Martínez Vigil. Éste continuaría con las obras de construcción de la Basílica encargándole para ello los planos al Arquitecto Federico Aparici, a quien la Junta de Oviedo había encargado últimamente la dirección de las obras del templo de Covadonga.

La empresa no era fácil ya que el nuevo arquitecto se encontraba sin plano alguno y sólo existía un dibujo ideado por Frasinelli.

El 15 de noviembre de 1.891 inauguró el Obispo Martínez Vigil la cripta del templo. Al mismo tiempo que realizaban las obras del templo, se construyó el palacio episcopal, con la sala capitular, archivo, biblioteca y otros inmuebles. También dieron comienzo, por estas fechas, las obras de construcción del “Hotel Pelayo”.

E1 28 de abril de 1.886, se procedió a construir el templo sobre la cripta y, desde esta fecha, se continuaron las obras sin interrupción. El presupuesto del templo ascendía a la cantidad de 1.226.120 Ptas. Por fin, después de veinticuatro años, el 7 de septiembre de 1.901, el Obispo Martínez Vigil lo vio terminado y elevado a la categoría de Basílica por el Papa León XIII. Era Abad de Covadonga D. Nemesio de Barinaga anteriormente párroco de Pola de Siero.

Coronación de la Virgen

Con motivo del duodécimo centenario de la batalla de Covadonga, el 8 de septiembre de 1.918, fue coronada solemnemente la Virgen de Covadonga por el Arzobispo de Toledo el asturiano D. Victoriano Guisasola en presencia de las Reyes D. Alfonso XIII y D’ Victoria Eugenia. La idea de la coronación había partido del entonces Obispo de Oviedo doctor Baztán y Urniza.La corona fue costeada con las joyas y donativos de todos los asturianos y construida por el sacerdote nacido en Pola de Lena D. Félix Granda Buylla en su taller de Madrid (Talleres de Arte Granda) según consta en el Acta de la Coronación canónica de Nuestra Señora de Covadonga en el duodécimo centenario de la batalla.

Covadonga al inicio del s.XX. En el siglo XX Covadonga experimenta una actividad muy enriquecedora para el Real Sitio. Se inaugura la línea del tranvía de vapor “Arriondas-Covadonga” en el año 1.908 junto con el “Hotel Pelayo” construido también según los planos de Federico Aparici. Se Construye el “Hostal Favila”, edificio de singular nobleza que actualmente ocupa en parte la Escolanía y en parte el Museo. Este edificio había sido construido para, como propiamente su nombre dice, hostal de peregrinos modestos según los planos de Miguel García-Lomas y Manchobas.

También se compone el himno de Covadonga “Bendita la Reina” de Restituto del Valle e Ignacio Busca Sagastizábal; y se comienza a publicar el 15 de junio de 1.922 la Revista “Covadonga”, aunque anteriormente ya se habían publicado números extraordinarios en los años 1.917 y 1.918.

El exilio de la imagen de la Santina

La imagen de la Santina fue secuestrada y llevada a París en 1.939, aunque no fue objeto de profanación alguna. Estuvo en Francia en calidad de rehén para ser canjeada, dado el caso, por algún alto jefe político o militar. Terminada la Guerra, se hizo cargo de la Embajada Española en París el doctor D Pedro Abadal, quien describe de esta forma el hallazgo de la imagen: “Practiqué por todo el edificio un reconocimiento y encontré muchas cosas…”

En el desván encontré una imagen de la Virgen…con el Niño en brazos. Era de madera policromada en su parte anterior… “La verdad es que no la identifiqué pero, avisado el portero de la finca, éste me aseguró que se trataba de la Virgen de Covadonga… ”Después de comunicado el hallazgo y dada la orden de devolverla a su lugar fue el mismo Sr. Abadal el que la trajera en su coche cerrado desde la embajada de España en París, donde fue encontrada, hasta la frontera con España. El día 11 de junio de 1.939 entraba triunfalmente en España la imagen de la Santina. La ciudad de Irún se disponía a recibirla con una extrema exaltación de religiosidad: las calles estaban engalanadas… volteaban las campanas.

La enorme muchedumbre la recibió de rodillas y con una ovación inenarrable.

El mismo entusiasmo suscitó la Santa Imagen en San Sebastián, Loyola, Mondragón, Vitoria, Valladolid, y León. El día 13 llegaba a Asturias entrando por Pajares. El entusiasmo del recibimiento fue indescriptible. Pasó nueve días en la Catedral de Oviedo visitó Gijón, Avilés y un sinfín de pueblos hasta que por fin llegó a Covadonga donde con gran entusiasmo se entronizaría.

Fue recibida en el llamado campo del Repelao por el Cabildo de la Colegiata el seis de agosto, depositándose la imagen de la Virgen en la Cueva del Auseva a la una y media de la tarde.

Reformas de la Capilla de la Santa Cueva

La capilla de la Cueva, en su aspecto exterior, parecía tener poca estética, la belleza natural de la Cueva aparecía empañada por la capilla construida en 1.874.

La aspiración constante del Cabildo fue siempre establecer una reforma de manera que, conservando la Cueva su estado primitivo, sirviera de templo natural a la imagen de la Virgen. Y ninguna de las reformas que se había proyectado hasta entonces llenaban estos deseos.

Terminada la guerra civil inició el Cabildo constantes gestiones cercanas al Gobierno nacional pidiendo ayuda para reparar los daños en Covadonga y sobre todo para emprender la restauración de la Santa Cueva. Se creó un Patronato Pro-Covadonga el cual solicitó el informe de las Reales Academias de San Fernando, de la Historia y de la Dirección General de Bellas Artes.

El Patronato encomendó al notable arquitecto asturiano D. Luis Menéndez Pidal, que hiciera el proyecto de reforma de la Cueva con arreglo al informe dado por las academias. Pronto dieron comienzo las obras de reforma tal como se contempla en la actualidad, desde el paso subterráneo en forma de túnel hasta la actual forma de la misma Cueva. En el interior se construye una Capilla-Sagrario cubierta con madera de castaño policromada y dorada por el Valenciano Juan García Talens.

En su espadaña se colocó una campana donada por el ayuntamiento de Gijón y fundida en los talleres Adaro en dicha villa. Lleva, entre otras, la siguiente inscripción: “Llamo al peregrino a la morada Santa María de Covadonga, inspiradora de Pelayo, Rey de Gijón” En el interior de la Capilla-Sagrario se encuentra grabada en sus muros la siguiente leyenda: “De la Madre la victoria y del hijo el aliento para el camino pues los alimentó con flor de trigo y con miel de la roca”

La visita del Papa Juan Pablo II

Los días 21 y 22 de agosto del año 1.989 el Papa Juan Pablo II, peregrino de la fe a Santiago de Compostela, quiso visitar pastoralmente la iglesia particular de Asturias, después de haber tenido encuentro con ella en el “aeropuerto de la Morgal”, en el concejo de Llanera, peregrinó a Covadonga siendo recibido en la explanada de la Casa de Ejercicios, donde pernoctó, por el Cabildo del Real Sitio y feligreses de la Parroquia.

Al día siguiente se reunió con el Patronato del Real Sitio y gruta de Covadonga en la antigua Colegiata, subió seguidamente a la Santa Cueva y ante la imagen de la Santina oró largamente recitando al final una hermosa plegaria. A las diez de la mañana celebró la Eucaristía en la explanada de la Basílica. Con él concelebro toda la Conferencia Episcopal Española y una gran representación del Presbiterio Diocesano. Asistió a la misma una gran cantidad de fieles. Anteriormente, siendo Patriarca de Venecia, había visitado ‘ Covadonga el Cardenal Roncalli, futuro Juan XXIII; ocurrió el 21 de julio de 1.954 quedando impresionado con la imagen de la Virgen de Covadonga y de su Santuario.Se llevó con él una réplica que posteriormente, al ser elegido Papa la llevó consigo colocándola en su dormitorio del Vaticano y a la que dedicaba su primera oración de la mañana.

Las reliquias de S.Melchor y S. Pedro Poveda en Covadonga

El Arzobispo de Oviedo, doctor Díaz Merchán, presidió el día 10 de mayo de 1.997, en Covadonga, una solemne Eucaristía con motivo de la recepción, por parte del Cabildo Colegial, de las reliquias de San Melchor y del Santo Pedro Poveda, que se unirían a las de los Santos Padres del siglo V, San Atanasio y San Basilio. Las reliquias de San Melchor, cuyos restos descansan en la capilla de Covadonga de la Catedral de Oviedo, han sido donadas por el Cabildo Catedral Ovetense.

Las de San Pedro Poveda, fundador de la Institución Teresiana en 1.911 en Covadonga, se encontraban en la casa que la citada Institución tiene en Los Negrales (Madrid) donde reposan sus restos. Poveda fue canónigo en Covadonga entre los años 1.906 y 1.913. La arqueta, realizada por el orfebre Carlos Álvarez, imita en dimensiones y formato a la Caja de las Ágatas que se conserva en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo.

Tiene unas dimensiones de 40 x 30 cm. lleva grabada la Cruz de la Victoria y la corona de la Virgen. También está embellecida con elementos decorativos simbólicos, como la corona de laurel de la victoria y la palma de los mártires. Con la recepción de las reliquias y la instalación del nuevo arca se dieron por finalizados los trabajos de remodelación del Presbiterio de la Basílica de Covadonga al que se ha incorporado en un lateral una Virgen sedente, obra de Juan Samsó, un ambón, una Cruz de la Victoria y se ha rectificado la base del altar.

En el año 2.001 se inauguró el nuevo órgano de la Basílica fabricado por la “Organistería Actores” de Torquemada (Palencia)

La iconografía de la Virgen de Covadonga

¿Cómo fue la primitiva imagen de la Santina? Nada se sabe.

Si sabemos que tenía una hechura humilde, rústica, tosca escultura románica quizás como la que se guarda en la pequeña capilla del pueblo de Teleña (Cangas de Onís) a la que curiosamente también se le llama Santina. En la Parroquia de Cillaperlata, Diócesis de Burgos se encuentra una imagen de Ntra. Sra. de Covadonga que es la titular de la misma y que preside el retablo mayor; es de hechura más reciente, posiblemente de la Baja Edad Media. Ambrosio de Morales, en su ya citado “Viaje Santo” de finales del siglo XVI habla de una imagen de Ntra. Sra. de Covadanga de “obra nueva y bien hecha”. ¿Sería una copia de ésta imagen h que el Obispo Caba11era de Paredes colocó en un altar que se encontraba ‘a la entrada de la Cámara Santa en dicha Catedral?.

¿Cuál fue la que pereció en el incendio de 1.777?

Demasiadas interrogantes difíciles de responder. La que regaló el Cabildo de Oviedo ¿era una copia de la que allí se encontraba? Posiblemente si. De todas maneras la que actualmente se conserva en Covadonga, la llamada imagen de la Santina S. XV – XVI, fue restaurada par el Obispo Sanz y Forés en el siglo pasado modificándosele el rostro debido al deterioro en el que se encontraba. Con la inauguración de la Basílica de Covadonga, se volvió a la primitiva tradición al colocarse una imagen de Ntra. Sra. de Covadonga en actitud sedente a modo de Trono de la Sabiduría.

En estampas y grabados se encuentra la imagen de Ntra. Sra. de Covadonga. La Real Congregación de Naturales y Originarios de Asturias en Madrid, hizo una tirada de estampas en papel con la imagen de la Virgen de Covadonga tal como, se conserva en el altar de la desaparecida iglesia de San Luis en Madrid en el S. XVIII.

Podéis mirar ésta página web. www.santuariodecovadonga.com. Aquí podréis mirar horarios, como llegar, etc…

Parque Natural Picos de Europa

Este es uno de los Parques Naturales mas bellos de España. En el puede realizar rutas y subir a los lagos de Covadonga (foto a la derecha)

Rutas

Las rutas se agrupan por zonas, una misma ruta puede salir referenciada en dos zonas por que esta a caballo entre ambas o se dirige de una a otra.

Itinerarios y rutas de montaña por el Macizo Central de Picos de Europa

Desde Arenas de Cabrales

Zona de Bulnes y Peña Main

Zona del río Duje, Valle de las Moñetas, Aliva.

Zona de Urriellu (Naranjo de Bulnes)

Zona de Cabrones y Amuesa

Zona de Torrecerredo

Zona de Cabaña Verónica y el Cable

Zona de Liordes

Zona de Collado Jermoso y Llambrión.

Zona del Cares y sus canales hacia el Central

Itinerarios y rutas de montaña por el Macizo Occidental de Picos de Europa

Zona de Lago Enol (Lagos Covadonga) y Vegarredonda

Zona de Jou Santo, Peña Santa y Bermeja

Zona del Lago de la Ercina (Lagos de Covadonga) y Ario

Zona de Camarmeña, Ondon y Cabezo Llerosos

Zona del Cares y sus canales hacia el Occidental

Zona de Sajambre, Vegabaño, Amieva

Desde Cain

Desde Posada Valdeón y Collado de Panderruedas

Queremos presentar algunos lugares desde los que obtener bonitas panorámicas con un simple paseo. Además queremos mostrar algunos de los alojamientos, empresas de aventura y otros recursos dirigidos al turismo y disponibles en Picos de Europa:

- La costa de picos de Europa

- Santuario de Covadonga

- Carretera de los Lagos de Covadonga

- Desfiladero de Cares

- Pueblo de Sotres

- Pueblo de Bulnes

Fauna

- Zorro

Pertene a la familia de los canidos como el lobo o el perro, su longitud es de unos 100-110 cms. de la cabeza a la cola, su altura a la cruz es de unos 40 cms., su peso es de unos 5 kgs. y su cola de unos 50 cms.

Su pelaje es de color mas bien rojizo, mas o menos oscuro y tambien mas o menos largo segun sea de verano o invierno, como pasa en todas las especies que presentan pelo.

Siempre se conserva el terminal de su cola muy poblada de colo blanco y la especie de bigotera que va desde el hocico hasta el pecho de color blanco. Sus ojos de color castaño con la pupila vertical como los gatos.

Animal de ambito nocturno aunque a veces tambien tiene actividades diurna, y marca su territorio orinando sobre postes, piedras, hormigueros o sobre los erizos y estos se convierten en señalizadores andantes de su territorio.

El periodo de gestacion es de 2 meses, dando a luz 4 o 5 cachorros, los cuales son muy juguetones en su comienzo.

Animal muy astuto e inteligente que tiene muy desarrollados sus sentidos y que incluso si hace falta solo hacerse el muerto para despistarse.

Se alimenta de toda clase de pequeños mamiferos, roedores, algun pajarillo pequeño, desperdicios de los basureros, aves de corral, conejos, liebres, etc.

Cuando mata diversos animales come hasta quedar saciado y lo que le sobra lo entierra para comerselo otro dia.

Sus enemigos mas abundantes son como el hombre y los cepos envenenados.

Son muy abundantes por los bosques de Sotres y por toda Asturias

- Rebeco

Este magnifico animal pertenece a la familia de los bovidos, su altura desde la cruz es de unos 70-80 cms. y su peso oscila entre los 20-30 kilos.

Su pelaje en verano es de un color pardo-rojizo durante el verano y ahora en el invierno es de color mas osuro y con franjas negras cerca de la cara.

Su edad puede llegar desde los 15 a los 20 años, es un animal de ambito nocturno y diurno, a diferencia de los venados, gamos y corzos tanto la hembra como el macho poseen astas o cuernos que no les caen como a los mencionados anteriormente.

Los cuernos del rebeco suelen tener forma de grafios, de color negro. La diferencia entre el macho y la hembra es que el primero tiene un mayor grosor y la curvatura de estos mas pronunciada que en las hembras.

Las caracteristicas ya antes mencionadas es que tienen una franja negra a cada lado de la cara que va desde la comisura de la boca hasta la base de las orejas.

Alrededor de Diciembre se situa su época de celo. Durante ella se desarrollan unas glandulas detras de la base de los cuernos y se apartan de la manada.

El desarrollo del embarazado es de unos seis meses y las que son cubiertas en esta epoca daran lugar a una nueva cria sobre semana santa.

Es una especie exclusiva de montaña que necesita de una gran altitud aunque tambien se le puede encontrar en los bosques y se alimenta de hierbas, frutos, brotes y hojas.

- Buitre

Ave rapaz diurna con una envergadura de dos metros y medio y su peso oscila entre los siete y ocho kilos.

El buitre tiene una cola corta, cuadrada, las alas muy grandes y anchas, el cuello largo, desplumado, cubierto de un plumón blanco, igual que la gorguera de plumas que ostenta en la base. Su cabeza esta desprovista de plumas como el cuello, los ojos son de color pardo dorado, bajo unas pronunciadas cejas, su pico es alto, fuerte, muy cerrado en la punta, de color cuerno. El plumaje del dorso y las coberteras superiores de las alas son de color pardo leonado mas o menos claro, según la edad del individuo, ya que los jóvenes presentan tonalidades más oscuras.

Las partes inferiores del pecho y vientre son pardo ceniciento, los tarsos de color grisáceo, protegidos por fuertes escamas. Las uñas fuertes pero poco curvadas ya que no tienen función prensora como las águilas.

La alimentación del buitre se basa en carroña, cadáveres de animales salvajes o domésticos y de tamaño mediano y grande. Sus hábitos alimenticios se pueden situar en la cúspide porque limpia los campos de focos infecciosos. Para ello esta provisto de una buena vista.

Su época de reproducción abarca de enero a marzo donde la hembra pone un huevo de color blanco cremoso, que es incubado durante 52 días, ubicado en una repisa de algún pico en un nido que es una masa de hierbas y una rama.

En Asturias el Buitre, antaño abundante, hoy sigue en regresión, debido a los envenenamientos con estrictinina al zorro y al lobo, y que han matado muchos buitres a pesar de estar protegidos por la ley.

Puede mirar en ésta página web http://www.picoseuropa.net. Hay obtendrá mas información.

Las Regueras

27 enero, 2011 8:41
Escrito por admin

Categorías

  • 1 PROVINCIAS
  • 2 LOCALIDADES
  • Capdepera
    • Audiolis Formacion
    • Abasthosur
    • Revista digital Antequera
    • Publicidad y Comunicación
    • Regalos de merchandising
    • Bar Restaurante A la Fuerza
    • Jardines El Cortijuelo
    • fanintech ingenieria
    • Fotos de Antequera
    • Herboristeria Online
    • Guardería Minene Antequera